Puedes quemar todas nuestras fotos, pero eso no desaparece lo bello de nuestro encuentro. Puedes ahogar todas tus penas y jalar la cadena sin misericordia, pero eso no desaparecerá nuestros olores. Puedes intentar desaparecerme de tu vida, pero yo soy quien te dio razones de más para vivir. El odio es buen consejero, pero el perdón es un paracaídas eterno.

Anuncios