Me nace el sol

Desde que te vi directo a los ojos
No deja de nacerme el sol en las pupilas.

Anuncios

Ese dolor

Y quien soy yo para exigir tus anelos junto a los mios

Y de vuelta a toda esta incertidumbre que me genera
El pensarte
Regalando tu mirando a otros extraños sentimientos que no sean los mios

Yo conozco ese dolor de sentirme menos en tu ausencia

Con el tiempo…

Con el tiempo uno descubre que querer adueñarse de todo…no es posible…la palabra unida al pensamiento…tambien ..tiene refugios de libertad…lugares donde.. ellos se juntan…crean frases hermosas..pero nadie las posee mas que por un instante…

Temo perderme en ti

La palabra libertad se adueñado de mi cuerpo y tu me invitas a pecar por todos lados.

Me cuesta verte a los ojos cuando nos encontramos, temo perderme para siempre en ese verde infinito.

La palabra pecado tiene el color verde de tus ojos y mi cuerpo infinito teme por su libertad.

Cuando tu pueblo invada mi pueblo

Ya estas por llegar y tendremos que conocernos con palabras. Hasta que los silencios sean una casa para habitar. Gastaremos todas las palabras hasta dejarlas cansadas de nuestras historias y los silencios serán habitados por una lluvia de miradas. Cambiaremos de tópico y trópico. Más sal, menos arenas. Y te tendré que preguntar que buscas y volverme cómplice y ayudarte encontrarlo. Cuando llegues. Cuando habitemos todas esas historias en que tu pueblo invade mi pueblo y gane quien no tome ningún prisionero llamado recuerdo y plante miles de guerreros en la nueva tierra de imágenes y memoria. Tocara sacudirnos claves de sol y de lunas llenas intentando construir todas las respuestas

Hace una año cuando el poeta conoció a la musa

Cuando el poeta conocía a la musa, ella le regalo un dibujo, a cambio de su dibujo le pidió un poema, el poeta envalentonado contesto ¿Y porque mejor te escribo un libro? La musa sonrió de complicidad dudando que ella lograra inspirar todo un libro al poeta. Pasaron los días y los encuentros entre la musa y el poeta se fueron repitiendo cayendo poesía a sus pies. Pero el poeta olvido que la poesía tiene bordes muy filosos, que aquellos que juegan con sus esquinas pueden salir lastimados. La musa había advertido al poeta que su corazón pertenecía al escultor para luego partir un día y dejar al poeta huérfano de inspiración. El poeta desde ese día no fue el mismo, le habían arrancado de raíz el árbol más grande con las sombra más linda, pero entendió que el escultor podría ser dueño de las formas de la musa, de su piel, de su olor, pero el poeta seria dueño de sus sueños, porque la poesía también es una forma de hacer el amor en la distancia.

Si tu quieres escribirme

“No me gusta los trámites, las fórmulas en el amor; no me gustan los compromisos; los juramentos. Si tú quieres escribirme -porque quieres escribirme- cada tres días, encantado. Si yo quiero hacerlo del diario, tanto mejor. Pero siempre la cosa espontánea y natural. Quiero ser libre dentro de esta esclavitud. Te quiero.”

— Jaime Sabines

De Poeta a Poeta (Borrador)

Poeta
Miénteme con las palabras precisas
Abárcame de misterios con tus relatos
Cuéntame de noches y días extrañas sensaciones

Poeta
Regálame el amor que succionaste de todas tus amantes
Recoge para mí todos los gemidos de tu sexo en goce
Dame un poco del amor de todos tus hijos

Poeta
Ten misericordia de mi
Quiero mentiras
Lléname de mentiras
Has poesía conmigo